Gracias

Encerrado en casa, me siento impotente e incapaz de aportar mi granito de arena frente al desafío de la pandemia. Doy vueltas y más vueltas, como un león enjaulado. Al menos, me consuela saber que no saliendo de estas cuatro paredes protejo mi delicada salud y hago lo propio con la de los demás.

Pero no puedo evitar imaginarme a todos los héroes que siguen al pie del cañón.

A los que curan y cuidan a aquellos que caen enfermos. Horas y horas y ni un mal gesto. A veces es tan importante la tirita como el cariño del que la pone.

A quienes se preocupan para que nunca falte de nada en los supermercados y podamos encontrar comida fresca y saludable, evitando en la medida de lo posible congelados, precocinados o atiborrarnos a dulces.

A aquellos que vigilan para que el resto nos comportemos conforme dicta la moral y la ética. Es tan fácil dejarse llevar en ausencia de otras responsabilidades.

A los que están pendientes de los estudiantes para que no se despisten con las tareas. Los que hemos sido malos alumnos, sabemos lo que pasa si no te controlan.

Ironías de la vida, me independicé de casa de mis padres el pasado 1 de Marzo.

Y ahora, que no hay dinero que pague un abrazo suyo, ha tenido que pasar esto para que me dé cuenta. Toda su vida han sido unos héroes y no he sabido verlo hasta ahora.

#NuestrosHéroes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s