LA HERENCIA

“La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”.

Desde que tengo uso de la razón recuerdo un cartel con esta frase de Mahatma Gandhi colgado en la entrada de la casa de mis padres, recibiendo a todo aquel que entra. Y ahí sigue.

Todo el que visita nuestro hogar alucina con las medidas que tenemos para cuidar de lo que, según mis progenitores, voy a heredar.

Sólo por poner unos ejemplos, los platos se disponen en cascada en el fregadero, de tal forma que es posible lavarlos gastando una cantidad muy pequeña de agua.

Las duchas están limitadas a un minuto, y se permite el agua tibia únicamente en los días más fríos de invierno.

Comemos sano y seguimos la norma de kilómetro cero, de manera que todos los alimentos que consumimos vienen de un entorno cercano. Debo reconocer que tengo un compañero gallego en la universidad y le oigo hablar de la textura y el sabor inconfundible del pulpo con cierta envidia.

Y este es el ambiente en el que me he criado. Hoy les hice la siguiente pregunta:

-Mamá, papá, siempre insistís en que me centre en acabar mis estudios y en tener una carrera profesional antes de plantearme tener hijos. Yo tengo veintitrés, pero vosotros acabáis de cumplir los cuarenta. ¿A vosotros no os aplicó lo de predicar con el ejemplo?.

-Verás Sandra, tu padre y yo fuimos unos pioneros en aquello de prescindir de los plásticos.

#COP25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s